Gurumelo, olor y sabor a pura tierra…

Gurumelo (Amanita ponderosa), la reina seta del suroeste, empieza a romper la tierra para dejarse asomar.

Entrando ya en el mes de abril del 2018, ya se dejan ver los primeros y tardíos ejemplares de esta magnífica joya de la naturaleza llamada “gurumelo”, pero no debemos de dejar estar en alerta, sobre todo en fase de huevo, de confundirnos con la temible Amanita verna con la que , por desgracia, todos los años fallecen varias personas por el consumo de la misma.

 

Gurumelo

Gurumelo

Amanita verna

Amanita verna

Vamos a describir a el gurumelo:

Familia: Amanitaceae
Subclase: Agaricomycetes
Orden: Agaricales
Clase: Basidiomycetes

Descripción: Su sombrero de joven tiene forma de patata como si fuese un huevo, después al crecimiento y al romperse la volva aparece el sombrero que puede medir entre 6 a 12 cm de diámetro, aunque se han visto ejemplares mucho más grandes, al principio es convexo y al final extendido. Su margen es excedente con flecos procedentes del velo parcial. Su cutícula es seca y gruesa, se separa fácilmente de la carne, siempre manchada de tierra o con una gruesa costra en lo alto, al principio es blanca, después rosa y finalmente ocre sucio. Su aspecto general es fuerte y macizo.

Láminas: Sus láminas al principio son blancas y después como toda la seta se vuelven de color rosáceo pasando según envejece a ocre sucio.

Pie: Tiene un pie robusto, hueco, de color blanco con tonalidades rosas y ocres. Su anillo es inexistente o poco definido y fugaz. La  volva es gruesa, persistente, muy grande en forma de cáliz con el margen irregular, blanca pero muy manchada de tierra.

Carne: Su color es blanca y al corte se vuelve ligeramente al rosa. El olor terroso, es propio y característico de esta seta pues huele simplemente a Gurumelo, a tierra recién mojada….

Localización: La Amanita ponderosa es una seta única y estrictamente de primavera, que fructifica durante toda la estación, más temprano cuanto más al sur. Nace muy enterrada y se desarrolla completamente en el interior de la tierra, rompiendo la misma en forma de grieta al salir, prefiere los bosques de robles, encinas y alcornoques con los que forma micorrizas. Al buscarla debemos tener en cuenta que es una seta especialmente difícil y esquiva, antes de salir a la superficie su presencia se adivina por un pequeño levantamiento de la tierra. Son cientos de aficionados los que salen al monte en su busca.

Comestibilidad: Es un excelente comestible. El Gurumelo, (Amanita ponderosa) es muy apreciado sobre todo en algunas localidades de Andalucía y en Badajoz. Su zona de aparición era hasta hace poco tiempo muy limitada y se creía que era autóctona de la sierra de Huelva. Es prácticamente desconocida en el resto de España y Europa. Se debe de tener muchísimo cuidado de no confundirla con la Amanita verna, que crece en la misma época, comparte el mismo hábitat y es venenosa mortal. Por las dehesas del Andévalo de Huelva, es muy habitual encontrar gurumelos creciendo al lado de alguna Amanita verna. Una sola Amanita verna guisada por error con los gurumelos puede envenenar a una familia entera.

Observaciones: El gurumelo no es una seta, es “LA SETA”, para los “seteros” del suroeste de Andalucia y del Bajo Alentejo portugués. Al hablar de “setas” en la mente y en las palabras de los lugareños les viene el nombre de gurumelo. Según algunos autores la palabra gurumelo procede del latín y es una variante fonética del vocablo “cogumelo”,que es el nombre genérico que se la da a todas las setas en Galicia y Portugal. Su nombre científico es el de Amanita ponderosa. El nombre de Amanita procede del griego y es un derivado de Amanus, que es un monte de la Cilicia (antigua comarca situada al sur del Asia Menor) en el que eran muy abundantes las Amanitas. Y ponderosa del latín “ponderosus” que se refiere a pesado (que pesa mucho) que es la impresión que nos da al manipularla. Esta seta es tan exquisita y valorada que se le puede denominar la “Reina de las setas de Andalucía”

Curiosidades: En Paymogo, localidad del Andévalo de Huelva, se celebra anualmente la Feria Gastronómica del Gurumelo, al ser un producto propiamente típico de dicha localidad, pudiendo ser degustado en diferentes platos. Es un manjar muy demandado y de alto valor. También se celebra anualmente, desde 2007, la jornada transfronteriza del gurumelo en la localidad de Villanueva del Fresno, provincia de Badajoz, muy próxima a Portugal.

Fotos desde distintos ángulos del gurumelo:

 

Ahora vamos a describir a la con la que la podemos confundir , la Amanita verna:

Familia: Amanitaceae
Subclase: Agaricomydetes
Orden: Agaricales
Clase: Basidiomycetes

Descripción: Su sombrero mide de 4 a 8 cm de diámetro, al principio es hemisférico o globoso, después se vuelve convexo, pero pronto se extiende y se vuelve plano-convexo. Su  margen es regular, incurvado, liso y sin estrías. La cutícula es lisa, fina, algo viscosa en tiempo húmedo. De joven es seca, satinada y de color blanco puro, al madurar puede tomar un color blanco beige sobre todo en lo alto del sombrero.

Láminas: Son ventrudas, bastante apretadas, de color blancas y delicadas.

Pie: Su pie es alto, firme, cilíndrico, un poco atenuado en lo alto, de superficie sedosa bajo el anillo, encima es algo estriado. Su anillo es alto, membranoso, frágil, de color blanco, a veces con la parte superior estriada. Su base es algo más gruesa, enfundada en una volva blanca con forma de saco, membranosa y frágil que normalmente aparece muy enterrada y puede partirse o desaparecer al desenterrar la seta.

Carne: Su carne es delgada, frágil, de color blanco, con sabor y olor poco pronunciados.

Localización: Exclusivamente nace en primavera, crece solitaria o formando grupos principalmente en dehesas y pinares mixtos arenosos.

Comestibilidad: Es venenosa mortal, contiene varios tóxicos, entre los que cabe destacar las amanitinas y faloidinas responsables de la destrucción de las células. Un solo ejemplar puede matar a una persona adulta.

Observaciones:  La Amanita verna es una seta mediterránea que como su nombre indica sólo nace en primavera, es una seta aparentemente frágil e inofensiva y toda ella de color blanco inmaculado, el porte es muy parecido al de la Amanita phalloides, de la que se considera prima hermana. Se puede confundir con ejemplares jóvenes de champiñones y también con la Amanita ponderosa, el “gurumelo”, seta más robusta que rosea al contacto con el aire.

Como habréis observado, he subrayado en color naranja las principales diferencias entre una y otra, las cuales son muy visibles.

Fotos desde distintos ángulos de la Amanita verna:

A continuación dejo una lámina con las diferencias principales entre la A.ponderosa y la A.verna:

 

Una vez vistas las diferencias principales entre ambas, yo que personalmente conozco bastante bien a las dos especies, os recomiendo las siguientes atenciones a la hora de recolectar gurumelos:

  • El olor de la A.ponderosa es inconfundible y “huele”, y bastante, al coger un gurumelo y arrimartelo a la nariz tiene ese aroma a tierra característico y difícil de describir, al contrario de la A.verna, que no huele a nada, pero a nada¡¡
  • La consistencia y robustez de la A.ponderosa no tiene nada que ver con la A.verna. El gurumelo es fuerte, bruto, portentoso, macizo todo al contrario de la A.verna que es frágil, endeble y se parte con mucha facilidad.
  • La A.ponderosa en cuanto la rozas se oxida a color rosáceo acabando en ocre sucio. Si le das un corte al instante se vuelve rosácea, todo lo contrario a la A.verna que se mantiene blanca impoluta.

Como consejo, y creo que como obligación de aficionado y recolector, y creo que se evitarían muchos accidentes y MUERTES, la RESPONSABILIDAD Y OBLIGACIÓN de LIMPIAR las setas antes de cocinarlas debería de ser de quien las recolecta y os voy a decir por qué:

Si tu vas al campo a coger Gurumelos ( en este caso porque es del que estamos hablando en este artículo), y una vez que llegas a casa y le dices a tu mujer, hermano, madre, etc que prepare las setas para comerlas, esa persona, (que alomejor no tiene ni idea de setas), se va a dedicar a limpiarlas y cocinarlas sin más, y es ahí cuando se cuela la seta mala en la cazuela si venía junta con todas.

Si tu eres el que las ha recolectado y las limpias y preparas tú, seguro que si se coló alguna “mala” tendrás más posibilidades de darte cuenta y tirarla a la basura, evitando un accidente.

Una nota importante al limpiar los gurumelos es dejarlos reposar varios minutos una vez limpios antes de cocinarlos ya que se oxidarán volviéndose rosáceos. Si entre ellos hay alguno que se ha quedado blanco impoluto se retirará inmediatamente para descartar posible confusión y evitar accidentes.

Recuerda que más vale perder una seta en la vida que perder la vida con una seta ¡¡¡¡¡

 

Descargate nuestra app para android :

 

No votes yet.
Please wait...
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

UA-59331326-5

Se que odias este Pop Up!

No te mentiré, yo también, pero tiene un motivo lógico.

Si el acceso a este contenido es 100% público, perderá

su utilidad tarde o temprano, así que solo te pido un +1

en Google Plus para tener acceso:

Si no quieres, puedes darle “Atrás”, seguir navegando

por Setamania.com y leer otros artículos del blog.

Hola, bienvenido a mi blog.

Me encantaría que te suscribieses a mi canal YouTube.

Es totalmente GRATIS.

Hazlo en este enlace:

https://www.youtube.com/channel/UCNXY1Y3MPjIkKlRrZjloqwg

Muchas gracias. Si no te interesa cierra este Popups y sigue disfrutando de                                                     las entradas de mi blog.

Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies